viernes, 6 de febrero de 2015

GOLDILOCKS AND THE THREE BEARS


And she never, ever came back to the house of the three bears

Así finaliza el cuento con el que, durante más de un mes, disfrutamos en nuestros “Primeros” del Hernán Cortés durante  el pasado trimestre. Pero, a diferencia de Goldilocks, nuestros niños han vuelto a la casa de los tres osos un sinfín de veces… 
¿Les gustaría entrar?

Comenzábamos con un: “¡Ohhhhh, el cuento de Goldilocks!” nada más cruzar la puerta. Ésto prometía. El entusiasmo de un público exigente hace que los comienzos sean más fáciles.

Durante una sesión completa desgranamos la portada del libro: título, ideas sobre Goldilocks y la familia de los tres osos, predicciones sobre el contenido del cuento y así hasta acabar hablando de nuestra propia familia y casa.

El “storytelling”,o narración del cuento, presidía nuestras clases siguientes. Una vez empapados de esta historia, estábamos listos para hablar de sus “characters and setting” o lo que es lo mismo: los personajes y el escenario donde transcurre la historia.


 Unos cuantos posits y voilá: 


La historia iba cobrando vida. Haciendo uso de unas marionetas fuimos explorando cada habitación de la casa de los tres osos. Ya no había un narrador en clase, sino veintinueve.



Repetimos este “Puppets show” en distintas maneras, ¡Hasta con un teatro de guiñol, digno de profesionales!





Y después, ¿por qué no secuenciar el cuento?
Con ayuda de un esquema, presentamos los tres conectores fundamentales para secuenciar una historia: FIRST, THEN and FINALLY. Su uso es la base y herramienta fundamental de una buena narración oral y escrita.




Hemos quedado sorprendidos de lo rápido que nuestros alumnos han afianzado su uso de manera natural.



El plano oral estaba dando para mucho; era el momento de coger el lápiz.
¿Qué sabemos de Father Bear? Un mapa de los personajes nos ayudó a realizar una completísima descripción de cada uno de ellos. ¡Cuántos adjetivos hemos aprendido con los cuatro personajes!









Y, ¡por fin! listos para escribir un pequeño texto descriptivo sobre ellos.




Tanto trabajo nos abrió el apetito. Descubrimos cómo hacer el desayuno que tanto gusta a Goldilocks: porridge. Y nos pusimos manos a la obra. ¡Estaba riquísimo!





Realizamos, después, un "report" sobre la degustación del porridge. Fue interesante recordar sus ingredientes y pasos a seguir en la elaboración: 





Así terminábamos nuestra historia.


Fue un mes intenso, pero muy fructífero. 
Estamos felices y orgullosos de nuestros alumnos que, por un tiempo, se han convertido en narradores, dibujantes y actores sin dejar de ser esos niños, amantes de los cuentos. 
Gracias, mil gracias niños, por hacer que tengamos el mejor trabajo del mundo.


Continuará…


Aquí, un vídeo resumen del trabajo de nuestros alumnos: